Higiene y cuidado de los pies

¿Cómo practicar una buena higiene de los pies?

Aunque no sentimos tanto el impacto de nuestro cuerpo en los pies, a diario están expuestos a una intensa sobrecarga cuando estamos de pie, tanto en movimiento como parados.

Por eso, cuidar los suyos es fundamental. Y todo comienza con una buena higiene de los pies.

El cuidado de los pies debe ser una acción primordial a realizar para mantener un buen equilibrio corporal, al fin y al cabo, son los principales responsables de nuestro apoyo.

El cuidado de los pies es básicamente higiene, comodidad y pequeños ejercicios funcionales. Estos ejercicios ayudarán a mantener la calidad de los movimientos y la amplitud de los pies.

Al cultivar hábitos sencillos podemos tener más comodidad y prevenir problemas como micosis, sabañones y mal olor de pies.

Cuidar sus pies a diario es una forma de evitar futuras enfermedades y problemas. Vea algunos consejos de cuidado:

Higiene y cuidado de los pies

Lavar con un cepillo o una esponja todo el pie, incluso entre los dedos y las uñas. Si es posible, aplique también un exfoliante específico para los pies;

Después del baño, no olvides secarlos bien, no te pongas los zapatos cuando estén húmedos. Esto provoca mal olor y puede desarrollar micosis;

Antes de acostarse, lávese los pies y aplique una crema hidratante para evitar la piel seca y terribles grietas;
Las uñas de los pies deben cortarse y limpiarse cada 15 días, pero trate de no acortarlas demasiado, ya que pueden atascarse;

Lije sus pies todas las semanas o use exfoliantes para eliminar el exceso de células muertas y la formación de callos. Evite caminar descalzo para evitar engrosar la piel;

Póngase zapatos que estén siempre limpios y después de usarlos lávelos antes de guardarlos. Este proceso, especialmente con zapatos cerrados, puede prevenir la micosis y el mal olor de los pies;

Los calcetines de algodón son bienvenidos, ya que los tejidos sintéticos son expertos en causar mal olor en los pies.

Higiene y cuidado de los pies

Sin embargo, hay que cambiarlos a diario, los zapatos también necesitan respirar: si puedes cambiar de par, haz una rotación, y deja que los que están descansando tomen el sol allí en el balcón.

Además de la higiene, es importante cuidar tus pies es importante presta atención al zapato.

Lleva siempre un zapato de la talla ideal para tu pie (en promedio, zapatos 15mm más grandes que la talla de tu pie), con buena amortiguación para la actividad física y evitando el uso de tacones altos excesivos.

Si es posible, al realizar actividades físicas, incluya ejercicios para los pies.

Higiene y cuidado de los pies

Realizar movimientos funcionales de amplitud y estiramiento; inversión y eversión del pie (movimientos amplios y lateralizados);

Ejercicio de liberación, con una pelota en la planta del pie, por ejemplo (movimientos circulares); utilizar un extractor de pantorrillas (repetición, flexión y extensión del pie).

En el caso de dolor en los pies, se recomienda realizar una buena valoración con un profesional capacitado, para que el diagnóstico del problema y su respectiva causa sea acertado.

Un poco de dolor puede convertirse en un problema mayor y una afección en el pie puede afectar otras partes del cuerpo.

Deja un comentario